SE PUBLICA EL TERCER VOLUMEN DEL TEATRO CANÍBAL COMPLETO DE F. MORALES LOMAS

0

SE PUBLICA EL TERCER VOLUMEN DEL TEATRO CANÍBAL COMPLETO DE F. MORALES LOMAS EN EDICIONES CARENA.

 

Canibal 1.jpg

CON UN IMPORTANTE ESTUDIO INICIAL DE ADELARDO MÉNDEZ MOYA, dramaturgo e investigador teatral, miembro de la Academia de Artes Escénicas de España.

 

Este volumen III de Teatro Caníbal Completo reúne once nuevas piezas dramáticas de Morales Lomas: La farmacopea

El encuentro

El pordiosero

El poeta caníbal

El hombre de color

El descubrimiento

El ascensor y la cabra

El mecánico

La prima

Los inmigrantes

La casa.

Canibal 2

Un teatro de humor cáustico y crítico con la realidad, sarcástico, deformador, que abarca un buen número de asuntos de la realidad como la inmigración, el abuso de poder, las contradicciones vitales, la miseria social y la injusticia…, las grandes ideas del siglo XX para un nuevo ser humano. A través de personajes populares, Morales Lomas crea la hermenéutica de lo cotidiano normalizado, en un teatro de lo humilde donde adquiere una gran fuerza la degradación y la palabra dinamizadora y donde la sencillez y la ausencia de elementos superfluos está presente.

Hasta el momento ha publicado por encima de treinta obras dramáticas entre teatro breve y extenso. Con anterioridad a este tercer volumen había publicado las siguientes obras dramáticas:

  • El lagarto, Alhucema, Granada, 2001.[ISSN 1139-9139]
  • Un okupa en tu corazón, Alhucema, Granada, 2003.[ISSN 1139-9139]
  • La yaya de Mauritania, EntreRíos, Granada, 2005.[ISSN 1699-3047]
  • El urólogo, Alhucema, Granada, 2007.[ISSN 1139-9139]
  • El caníbal, Alhucema, Granada, 2009.[ISSN 1139-9139]
  • Caníbal teatro (14 obras de teatro breve), Ed. Fundamentos, Madrid, 2009, [ISBN 978-84-245-1176-0] Las obras recogidas en esta recopilación, además de las publicadas con anterioridad a esta fecha, las siguientes:
  • El fumador divino, Ed. Fundamentos, Madrid, 2009.
  • Cosas de familia, Ed. Fundamentos, Madrid, 2009.
  • El accidente, Ed. Fundamentos, Madrid, 2009.
  • El banco espiritual, Ed. Fundamentos, Madrid, 2009.
  • El butanero, Ed. Fundamentos, Madrid, 2009.
  • El muerto, Ed. Fundamentos, Madrid, 2009.
  • Los ídolos, Ed. Fundamentos, Madrid, 2009.
  • La meditación, Ed. Fundamentos, Madrid, 2009.
  • El parnaso, Ed. Fundamentos, Madrid, 2009.
  • El encuentro (en III Certamen de teatro Dramaturgo José Moreno Arenas), Ediciones Carena, Barcelona, 2012.[ISBN 978-84-15-47128-8]. Estudio inicial de Juan José Montijano Ruiz, profesor de la Universidad de Granada.
  • El desahucio (V Premio de teatro Dramaturgo José Moreno Arenas), Ediciones Carena, Barcelona, 2014.[ISBN 978-84-16-05426-8]. Estudio inicial de Emilio Ballesteros, escritor y director de la revista Alhucema.
  • Vaffanculo en Teatro Caníbal Completo. Volumen 1. Ediciones Carena, Barcelona, 2014.[ISBN 978-84-16054-41-1].
  • Los monstruos de la razón en Teatro Caníbal Completo. Volumen 1. Ediciones Carena, Barcelona, 2014.[ISBN 978-84-16054-41-1].
  • Los ídolos en Teatro Caníbal Completo. Volumen II. Ediciones Carena, Barcelona, 2015.[ISBN 978-84-16418-12-1].
  • El hombre de hierro en Teatro Caníbal Completo. Volumen II. Ediciones Carena, Barcelona, 2015.[ISBN 978-84-16418-12-1].
  • El buen salvaje y su prima de Verona en Teatro Caníbal Completo. Volumen II. Ediciones Carena, Barcelona, 2015.[ISBN 978-84-16418-12-1].
  1. Cumpleaños feliz, papá en Teatro Caníbal Completo. Volumen II. Ediciones Carena, Barcelona, 2015.[ISBN 978-84-16418-12-1].

Canibal 4.jpg

Algunas de las palabras de Méndez Moya en su introducción. El resto lo puede hallar en la obra:

“¿Qué es Caníbal Teatro? En inicio, ya se percibe que se trata de obras escénicas. Obvio. Pero, ¿caníbal? ¿Por qué caníbal?

 

El canibalismo, en el sentido que nos interesa, lo podríamos definir como el acto de ataque o destrucción de otro de la misma especie, mediante la usurpación más total o la fagotización. Se trata de la lucha entre iguales, de la predación entre semejantes con fines, sobre todo, alimenticios.

El canibalismo se verifica como una actividad física, en esencia carnal (nunca mejor dicho). Pero el Caníbal Teatro trasciende tal ejercicio, lo sublima y lo traslada al ámbito de lo intelectual, con frecuentes apelaciones a lo sensible.

 

Un primer acto de canibalismo lo hallamos en la construcción, conformación y esencia en sí de este teatro. Y me refiero, claro está, a aquellos precedentes que Morales Lomas, de forma muy consciente y voluntaria, toma, entre los muchos que conoce, los hace suyos, los asimila como propios y recurre a la utilización de formulismos, sistemáticas y elementos característicos de ellos para la actualización de su propia nueva creación. Hablo de relectura, reelaboración y reutilización de lo ajeno y anterior en el texto nuevo, en la inclusión, sin trabas ni cortapisas, de aquello que el autor práctico, conveniente y certero, para, desde la reescritura y su tratamiento original y novedoso, forme parte de la nueva propuesta. En definitiva, ya lo dijo Borges, cuando respecto a la originalidad afirmó: “No existen más que citas”.

Estos precedentes aparecen señalados por el propio autor, de forma más o menos directa. Sin detenernos ni profundizar, señalemos algunos. En su nota seminal al Caníbal Teatro, titulada “Jauría canibalesca”[1], Morales Lomas, además de instaurar con brevedad las normas del “juego” en el que vamos a entrar, ya apunta dos referentes fundamentales, procedentes del ámbito de la pintura: Goya y Dalí –de quien adopta una frase, “La belleza será comestible o no será”, a modo de consigna artística–. Esa misma antología aparece dedicada a otros dos pilares del “teatro caníbal”, como son Valle-Inclán (los esperpentos se verifican como imprescindible referente, al igual que otras obras como Divinas palabras o las tres Comedias bárbaras) y Miguel Mihura – cuyo uso super o hiper realista del lenguaje sublima el mero sentido de éste para, a partir de él, construir unos significados y sentidos diferentes a los corrientes y habituales–. Junto a ellos, por supuesto, Beckett y, más, Ionesco, sobre todos aquellos practicantes del denominado “teatro del absurdo”. No menos importantes y relevantes, dos autores del teatro español actual, con dramaturgias que apelan y anteceden, de forma directa, al “canibalismo” teatral. Me refiero a Manuel Martínez Mediero y José Moreno Arenas. La mera mención de títulos ya nos confirman tal realidad. El Teatro furioso y, sobre todo, el Teatro antropofágico de Mediero apuntan en esa dirección. Así como, con más trascendencia aún, en mi opinión, las Escenas antropofágicas, el Teatro difícil… de digerir y, en especial, la propia y tan característica “dramaturgia indigesta” de José Moreno Arenas, se erigen en necesarios referentes del teatro que hoy nos ocupa. Aún más. En una pieza incluida en el presente volumen, “El ascensor y la cabra”, se afirma lo siguiente: “Los héroes del ascensor y la cabra acaban devorándose unos a otros. Son los héroes anónimos del Callejón del Gato, del Callejón del Ascensor. Un gato ensangrentado. Esto es el canibalismo teatral: un ascensor parado y una cabra”. Aparte la definición en propiedad y las connotaciones que traslada la frase, esta aseveración remite a otros referentes, presentes sin pretensión de ocultamiento: Fernando Arrabal y su “Teatro Pánico” (una de cuyas piezas se titula precisamente Una cabra sobre una nube) y a Harold Pinter –recordemos, sin más, su The Dumb Waiter, traducido como El montacargas o El Montaplatos–. Y también Edward Albee, no solo el de ¿Quién teme a Virginia Woolf?, sino también al de La cabra o ¿Quién es Sylvia? Todos ellos y otros muchos (me limito a citar al Fernando de Rojas de La Celestina, a los autores de la picaresca, a Cervantes, a Quevedo, a Torres de Villarroel, a Rabelais, a Rimbaud, a Baudelaire… y lo dejo aquí por no extenderme) fecundan a Francisco Morales en su empresa de crear y desarrollar su propio teatro.

(…)

Caníbal 3.jpg

 

1

 

[1] Caníbal Teatro, cit., pp. 9-11. También en inicio de Teatro Caníbal, volumen I, Barcelona, Carena, 2009, al inicio, sin paginar.

Anuncios