TEATRO CANÍBAL COMPLETO VOLUMEN I DE FRANCISCO MORALES LOMAS, EDICIONES CARENA

0

Teatro canbial

Teatro Caníbal Completo Volumen I publicado por Ediciones Carena (Barcelona) es el primer volumen de una colección de varios que recogen el Teatro Completo del dramaturgo Francisco Morales Lomas. Más de cincuenta obras de teatro que revelan las condiciones de su TEATRO CANÍBAL, creado expresamente por el autor hace más de treinta años.  Es a comienzos de los ochenta cuando escribe sus primeros textos que estuvieron inéditos hasta el año 2000 por su mayor dedicación publicitaria a la lírica y el ensayo. Una parte de su producción se publicó en la Editorial Fundamentos con el título de Caníbal Teatro.

http://www.editorialfundamentos.es/index.php?producto=639292&section=catalogo&pagina=producto&idioma=es

Este primer volumen recoge dos obras extensas de más de una hora y media de duración que se titulan VAFFANCULO y LOS MONSTRUOS DE LA RAZÓN.

La primera, VAFFANCULO,  es una farsa muy actual: la situación de muchas familias que ven como los hijos no se marchan de casa hasta entrada la treintena e incluso más tarde, volviendo además en ocasiones, por razón de la crisis. La propuesta que le hacen los padres a los hijos es bastante oportuna: lo mejor que podéis hacer es suicidaros.

La segunda, LOS MONSTRUOS DE LA RAZÓN, permiten hacer coincidir en el escenario a dos personajes históricos: Manuel Azaña y Francisco Franco. Desde un imaginario espacio como es la habitación de un hospital, Morales Lomas pretende crear la metáfora de un tiempo pasado y bucear en la destrucción del país durante cuarenta años. Un drama que se acerca más a la farsa y el esperpento e incluso con la aparición de personajes tan atípicos como Millán Astray o la cabra de la legión.

CANNIBAL THEATER o CANÍABL TEATRO es el arte dramático del siglo XXI. Una atroz embestida a lo “políticamente correcto” y a las conciencias lánguidas de una humanidad adormecida y de una patética y aborrecible burguesía, y una despiadada invectiva contra las sociedades contemporáneas desde la sátira y el sarcasmo en una línea de pensamiento que procede de Valle-Inclán y sigue con Mihura, Jardiel Poncela, Arrabal, Ionesco, Beckett y Darío Fo. Somos predadores rituales por naturaleza. Un Caníbal teatro toma conciencia de la realidad apretando las mandíbulas, aprisionando a su presa, delutiéndola, saboreándola: es el mayor refinamiento teatral. Es una bacanal mágica en la que todos somos devorados por todos. A través de esta ingesta atroz nuestro teatro nos distanciará de nuestras víctimas, nuestro drama se hará más clarificados, más emocional, más divertido, llegando al éxtasis sublime de la inmediatez sádica. Juego de sublimación, Juego teatral.

LA CRÍTICA HA DICHO DE CANÍBAL TEATRO

“CANÍBAL TEATRO es lo mejor que he leído en los últimos años, especialmente algunas piezas como EL CANÍBAL, EL BANCO ESIRITUAL o EL PARNASO. Lo he disfrutado mucho. Y lo que más me ha gustado la ironía que encierran” (javier GARCÍA TEBA, dramaturgo, actor y director de teatro).

“La lectura reposada de El desahucio me hace pensar en algo que ya algunos críticos parecen haber observado: está tomando cuerpo una escuela que podríamos llamar andaluza, que se inició con los textos del “teatro indigesto” de Moreno Arenas y a la que se unen autores como García Teba o el propio Morales Lomas con su “teatro caníbal” -de más esta´decir que la antropofagia tampoco es muy “digestiva”-, cuyas principales características son, además de la brevedad de las obras, la ironía, con una cierta tendencia al absurdo, un feroz ataque hacia lo “políticamente correcto” o hacia las conciencias adormecidas de una burguesía patética y aborrecible y una mirada implacable hacia una corrupción que no es exclusiva de los sistemas dictatoriales” (EMILIO BALLESTEROS, escritor y director de la revista internacional Alhucema)

“Plagado de ironía y con su característico tono crítico, Morales Lomas busca a la cotidianidad «un punto de trascendencia» para, al final, provocar la carcajada. En un principio, parece que los personajes son reales, pero poco a poco «van mutando hasta convertirse en un esperpento». La idea es llevar al extremo las escenas de la vida diaria con el fin de «transgredir la norma y acabar creando un tipo de teatro antirrealista».Ahí está esa señora que acompaña a su marido al médico porque no habla y, al final, lo que resultaba tener en la garganta era un lagarto. Es ‘El telón’, una de las catorce historias que ahora recoge Fundamentos, editorial de referencia en el ámbito teatral. Aunque, como destaca Morales Lomas, es un género que «cuesta leer», resulta más atractivo verlo en escena porque el público «se ve representado a sí mismo». Sin embargo, la producción no decae. Nombres como Jesús Campos, José Moreno o Abelardo Méndez mantienen vivo el teatro con sus diálogos. Especialmente en una línea, la del absurdo, «ese teatro cómico pero a la vez crítico» que, según Morales Lomas, tiene mucha tradición en España. Y que él está cultivando en la actualidad casi más que la poesía y la novela” (Antonio GARRIDO MORAGA, exdirector del Instituto Cervantes de Nueva York y profesor de la Universidad de Málaga)

“Con unos diálogos ágiles, quasi febriles, con ciertas dosis de ternura, El encuentro es la historia de dos personajes que lo único que desean es la constatación de que la dura y triste realidad de esas dos personas puede ser mitigada indudablemente por la compañía que mutuamente llegan a hacerse, aunque sea pagando por ella…”  (Juan José MONTIJANO RUIZ, Universidad de Granada).

“Pero nos encontramos con que nada es lo que parece: “Las cosas van cambiando; mas hay otros que dicen que se van disfrazando” Y cuando retiramos ese disfraz vemos que los ricos siguen siendo ricos y despreciando a los pobres; que hay hombres que maltratan a mujeres; que hay mujeres depredadpras de hombres para conseguir seguridades; que vas sano a un hospital y sales con lo que no quieres; que los feos tienen menos suerte que los guapos; que un catedrático tiene más dignidad que una auxiliar…” (Grupo de Teatro HALOKESTAMOS)

Anuncios